martes, 1 de octubre de 2013

Feliz Navidad...sera que me adelante? Reeditado.

Creo que no, porque si desde ahora nos planificamos para que las próximas Navidades sean felices y tranquilas, entonces no estamos adelantándonos, porque para planificar las cosas, hay que tomarse  su tiempo. Primero para las compras del hogar de aquellas cosas que son prioritarias y que hemos esperado un buen tiempo sacrificados , para hacerlo cuando lleguen los chelitos de Navidad,como el cambio de la estufa, la nevera, el televisor, el colchón de la cama de los muchachos y hasta el nuestro, reparar o comprar nuevas las sillas de comedor, ya que de las seis sillas solo quedan buenas dos, el aire en el cuarto de los muchachos o el nuestro ó el cambio de los abanicos que ya dieron lo último, el tapizado de los muebles y cambio de cortinas y alguno que otro adorno si usted no es rico. Si lo es, cambiar la casa, el carro, el yate, la pareja y todo lo que su bolsillo le permita añadir. También es buen tiempo para planificar atención médica preventiva, arreglitos personales y de salud que si bien no son urgentes, son necesarios y solo es posible resolverlos con unos chelitos extra más allá del simple sueldo regular.

Pero más que todo, no olvidar sacar los chelitos para aquellos acreedores que nos han agobiado todo el año, que nos han vuelto la vida una m…..llenos de stress y ansiedad, haciéndonos casi perder el trabajo, pero también para aquellos acreedores que han esperando pacientemente, sin molestarnos, sin agobiarnos, confiados en que cuando tengamos la posibilidad de pagar (es decir en Navidad) nos acordaremos de ellos. Pero eso no se puede hacer ya cuando tenemos los chelitos en las manos, porque se nubla el pensamiento cuando tenemos todos esos billetes nuevecitos y sin la debida planificación , salimos directo a las tiendas a comprar, sin un plan de acción que nos permita priorizar las necesidades antes que el placer, por la presión a que estamos sometidos por la familia que ha esperado todo el año que le resolvamos y nosotros mismos que queremos darnos un merecido gustito , pero de comparones terminamos comprando para impresionar al vecino y no tomando en cuenta lo que verdaderamente necesitamos.

Si se lleva de consejos, ningún acreedor tendrá derecho a amargarle las Navidades, porque cuando se huelan que usted está casi por cobrar, arreciarán las turbo llamadas y las notificaciones, además usted tiene que disfrutar de la libertad de tomar todas las llamadas de sus amigos, familiares y relacionados que le llamarán para desearles lo mejor, sin tener que estar con la angustia de que podría ser un cobrador. Un último detalle, no se olvide de sus amados viejos.Confirme si necesitan unos zapatos nuevos, chequeos con su dentista, un Papanicolau preventivo para mamá aunque no se queje de nada, una revisión de Próstata para el viejo o medicina general. Como los Reyes caen a principio de mes, cómprelos por adelantado , pero no los esconda, entrégueselos para que tengan más tiempo para jugar y deje solo un cariñito para después.
Si cobra mas de lo esperado y sus posibilidades lo permiten , aparte un 25% de una factura de teléfono, del alquiler de la casa, del mes de colegio, de la luz correspondiente al mes de Enero, por si acaso ese mes entra poco abundante como pasa siempre, no estemos jalándonos las greñas, después de haber sido tan espléndidos en Navidad. Para finalizar, ojo con los oportunistas y descuidistas, por no decir ladrones. Estarán al acecho de los ciudadanos que confiando que estamos en el país de las maravillas, se ponen a sacar fajos de billetes en la calle, las tiendas, delante de desconocidos o haciendo ostentación como si fuera un cambia-dólares, sin darse cuenta que están afilando cuchillo para su propia garganta. Sea comedido, pero más que todo prudentes con el dinero que usted trabaja duramente y que no querría perder en un abrir y cerrar de ojos. Bendiciones para todos y Feliz Navidad anticipadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada